Algunos autores definen a un tipo de traders como “traders de auto sabotaje”, y estos, se caracterizan por una serie de actitudes y comportamientos frente al mercado que les llevan a sabotearse en su trading, ya sea consciente o inconscientemente.

Esta situación no solo se da (como en el caso del capitulo anterior del “trading por venganza”) cuando se producen pérdidas, como comportamiento causal, si no que también puede ser debido a nuestro carácter o perfil personal. Tranquilos, no es habitual, pero puede pasar y es probable que nos ocurra ocasionalmente.

Como es completamente comprensible después de cualquier mal resultado nos podemos sentir también abatidos, en vez de combativos; es igualmente peligroso pero de diferente modo.

Se hacen trampas y acabas atrapado en ellas. Se comienza por realizar pequeñas modificaciones en nuestro plan de trading, fuera de la actuación correcta, que van sumando poco a poco algunos errores que van restando pips. Y lo que es peor, minamos la confianza en nuestro sistema de trading, quitándole la oportunidad de mostrarnos lo que tan estudiado y ensayado conocemos de su backtesting. Es decir comenzamos con la espiral de cambios continuos que no nos permiten avanzar.

Estos errores los cometemos por sentirnos culpables inducidos por el miedo, dejamos de confiar en nuestro sistema, y nos encomendamos a las manos del destino pensando que la suerte será mejor consejera, y desconfiado de todo el trabajo anterior. Hay que recordar que el mejor sistema de trading del mundo siempre acusará un periodo de rachas negativas en los que hay que aprender a seguir ciegamente el sistema, sin más.

En estas circunstancias un trader comienza con excusas, convencido de que no se está saltando las reglas, si no que solamente puede que sea justamente la excepción que confirma la regla, o que es mejor realizar esos ajustes “ahora que se está a tiempo”; por ejemplo: moviendo el stop en contra, forzando entradas anticipadamente, añadiendo posiciones perdedoras sin gestionar su riesgo, improvisando sobre la marcha….

Esto no quiere decir que no debamos revisar constantemente nuestro plan de trading, ya que el mercado está en constante evolución. Pero no lo hagamos a la ligera o sino nos pasaremos el tiempo buscando la “piedra filosofal” del trading, desgastándonos antes por el camino.

Además, es muy importante destacar, que si en algún momento sentimos que todo nos da igual, operando, rápidamente cerrarmos todas las posiciones, incluso el ordenador, y si es necesario nos alejamos de cualquier dispositivo que nos vincule a los mercados.

De todas formas, ya que nunca apetece en estos casos, en caliente, un poco más tarde es muy importante analizar lo ocurrido y reflejarlo en nuestro diario de trading.

Lo pensamos y aconsejamos muchos traders: de acuerdo que nos toca pagar por nuestras equivocaciones al mercado, pero es tarea nuestra saber rentabilizar sus enseñanzas a través de nuestros errores, sin duda esto marca la diferencia de los que nos mantenemos satisfechos con los mercados.

En ocasiones, puede que sea necesario pedir ayuda para conseguir aflorar el problema. Se tiene que reconocer, no puede quedar dentro. Esto nos ayudará a verlo desde otra perspectiva; desde la perspectiva de la superación y el éxito gracias a la constancia y al trabajo continuo.

 

 

[arriba]
One Response to Capitulo 4. Trading suicida.
  1. Hola Alicia, buen artículo.

    Saludos.
    Ricard.

Log in to post a comment.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies