Hay una cuestión clave, cuando decidas ir a por tu propósito “Conseguir realizar del trading una actividad rentable”: no busques un resultado determinado e inmediato, porque si lo haces, se convertirá en un castigo.

Si trabajas a favor de tu propósito, disfrutarás de cada momento y crecerás en cada paso. Si lo consigues o no, ya mismo, no es lo importante, porque de todas maneras, ya te estás acercando en cada paso. Crecerás al participar en ese propósito si estás comprometido con él, al 100%. Esta es la mejor forma de conseguirlo.

Una vez que tienes claro cuál es tu propósito, entonces hay que ir a por ello, pasar a la acción. Si te quedas dándole vueltas a la cabeza, perderás la fuerza, te inmovilizarás. Es importante que desarrolles la decisión y el valor. Aquí comenzamos a andar el camino paso a paso, de la mano de un buen maestro y entrenando en una disciplina que a veces roza el arte, con lo que aprenderemos a realizar nuestro plan de actuación y lo que es más importante ha ejecutarlo fuera de las garras de nuestras emociones.

Y por cierto, lo primero antes de nada es relajarse, vaya por delante. Para relajarse sólo hay que aceptar los hechos como son. El conflicto nace cuando no aceptas la realidad, lo que es. Vivir situaciones conflictivas te quita mucha energía. Terminas culpando a otros de tu situación (por ejemplo al broker, parientes…) y así se pierden las posibilidades que se abren ante ti. Por lo tanto lo primero es aceptar lo que hay y, después, ponerte a trabajar para cambiarlo.

Vamos a intentar hacerlo sencillo pero útil, en cuatro puntos, que si no dominas debes tener presente que te restarán energía en tu tarea:

1.- El ego y las predicciones de mercado.

El ego es la voz que nos dice que yo llevo razón y tú no. Ego es mirar la vida desde un único punto de vista y barriendo para casa. En el ego no hay espacio para el otro. No estás abierto a nuevas posibilidades. Vives desde una comprensión limitada de la realidad. Cuando éste nos arrastra creemos que siempre tenemos la razón y tarde o temprano la tozuda realidad acabará demostrando que es el mercado quien siempre tiene la razón. Cuanto antes nos demos cuenta de esto mucho mejor. Así perderemos poco dinero. Si no nos damos cuenta nunca, lo perderemos todo.

2.- La duda. Tomamos posiciones o no.

La duda surge cuando no confías en ti mismo. Si hay duda, hay poca energía. En realidad la duda es una razón para no hacer algo, es paralizante. Pederás entradas a mercado y luego tras la frustración entrarás fuera de tiempo, incluso cuando las señales no eran tan buenas como antes.

3.- El miedo a perder el dinero o al fracaso.

El miedo te hace perder energía, por ello pierdes dinero. Desde el miedo no se disfruta de la tarea. El miedo surge cuando no disfrutas de las cosas que la vida te ofrece. Lo mejor es estar preparado para todo, pero sin esperar cosas malas, sin vivir en un estado de negatividad. El miedo es creer que el trabajo que nos hemos propuesto hacer es mayor que nuestra capacidad. Cuando eres valiente, eres imparable. El miedo y la duda son la causa para no hacer las cosas, para evitar responsabilidades. Pero así sólo sobrevivimos, no vivimos. Sobrevivimos esperando que la vida se vuelva favorable, que se arreglen las cosas solas, y si eso ocurre será por pura casualidad. No es lo que queremos. Es mejor tener el control de nuestro destino.

4.- Estilo de vida, incluidos los hábitos alimenticios: si comemos comida poco sana, tomamos drogas o bebemos alcohol en cantidad, quedará afectado nuestro funcionamiento. La comida decide parte de nuestra mente. Hay que respetar y cuidar el cuerpo físico ya que su calidad será igual a la de nuestra mente.

Concluyendo lo que es importante es el desarrollo de la decisión y el valor. La audacia surge cuando te sientes sin temor, es decir, cuando estás dispuesto a aceptar lo que llegue. Una vez que tienes claro cuál es tu propósito, entonces hay que ir a por ello, pasar a la acción. Acción significa rapidez, pero primero pensar y actuar, no al revés. Si hay un lapso de tiempo entre pensamiento y acción, no consigues nada. Pocas tareas hay como el trading que condensen tanto estos aspectos de la vida.

A por ello. Y por cierto, sugiero encarecidamente que leamos esto de vez en cuando, al igual que repasemos nuestro diario de trading y nuestras estrategias. Nos evitará regalar pips de más.

[arriba]
3 Responses to Capitulo 2. El Trading como auto realización
  1. Hola Alicia,

    No me cansaré de reconocerles a ambos la actividad excelente que realizan en torno al trading. Admiramos y congratulamos su gran esfuerzo.
    Saludos.

  2. Hola Alicia, buen artículo.

    Saludos.
    Ricard.

Log in to post a comment.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies