Tu trading a salvo

El Febrero 1st, 2011, publicado en: Consejos por 1 Comentario

La noche del 14 de abril de 1912 uno de los buques de pasajeros más modernos y seguros jamás construidos, y un auténtico hito de la ingeniería naval, impactó contra un iceberg en un frío mar, completamente en calma próximo, a Terranova. El nombre del barco quedaría grabado en los libros de historia para siempre: Titanic.

Mucho se ha escrito y relatado sobre aquella fatídica noche, y es mucho lo que todavía podemos aprender de lo que sucedió, y creo que podemos sacar algunas conclusiones interesantes para nuestro trading.

¿Cuál fue el origen de la tragedia? ¿El impacto contra el iceberg? ¿La excesiva velocidad del barco que intentaba batir un récord? ¿La mala suerte? ¿Problemas de diseño? De ninguna manera. El problema era que no había botes salvavidas para todo el pasaje, o dicho de otra manera, no había plan de salida.

Está claro que, por mucho que avance la ingeniería y la ciencia, es imposible tener todo absolutamente controlado, siempre existirá un porcentaje de incertidumbre en nuestras predicciones. Uno de los aspectos que distinguen a los traders profesionales de los iniciados es que los primeros no intentan nunca predecir el mercado. Toman las decisiones eligiendo lo más probable, pero sabiendo que si el precio no acompaña hay que salir de la posición sin dudarlo y sin culparse. Tienen asumido que no siempre van a acertar.

Cuando se preguntaba a los ingenieros que construyeron el Titanic sobre sus características a menudo contestaban que era imposible que se hundiese. Evidentemente estaban equivocados. De la misma manera que estaríamos equivocados si realizásemos predicciones sobre la dirección que va a tomar el precio en nuestro próximo trade.

Hay dos maneras en que podemos mejorar la seguridad: la primera es trabajar y diseñar sistemas que eviten el fallo o el accidente, ya sea fabricando barcos más seguros o diseñando nuestras entradas al mercado para que el acierto sea más probable. La segunda es diseñar el plan de salida a aplicar si sale mal y utilizarlo sin dudar.

Es por ello que tan importante como elegir dónde vamos a entrar al mercado es elegir dónde vamos a salir de la operación, ya sea en pérdidas o en beneficios, y tener la decisión tomada de antemano, antes incluso de abrir la posición. En realidad esta es una buena práctica para cualquier inversión o decisión que tomemos: Siempre tener un plan de salida.

De esta manera siempre estaremos mejor preparados si hay que aceptar que la operación no ha salido bien y mejor dispuestos mentalmente para encontrar la siguiente oportunidad que el mercado nos va a dar. Si seguimos empeñados en salvar un barco que se hunde puede que nuestra cuenta sufra una pérdida que nos marque para siempre. Si aceptamos lo que ha ocurrido y actuamos sin dudar saltando a los botes salvavidas siempre nos podremos volver a embarcar en nuevos viajes.

¿Cual es tu plan de salida?

“Estudia el pasado si quieres pronosticar el futuro.” Confucio (551 AC-478 AC) Filósofo chino.

[arriba]
One Response to Tu trading a salvo
  1. Hola Yuri, buen artículo.

    Saludos.
    Ricard.

Log in to post a comment.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies