OK
Hace poco tiempo, en un descanso de un evento en el que participé como colaboradora, ayudando a realizar una sesión de trading en vivo ante una audiencia de unas 700 personas, se acercaron multitud de asistentes, y entre todas las conversaciones, en una de ellas surgió la duda que nos invade a todos los traders cuando empezamos: elegir el camino de nuestra formación.

Me preguntaron con la intención de indagar, igualmente como ya había hecho años atrás en alguna conferencia, (posiblemente en el International Traders Conference donde conocí a mis mentores) si valía la pena pagar por formación con todos los libros que ya había estudiado con detalle, y todas las horas de demo que ya había realizado. Me sentí muy identificada y, de aquella conversación junto con la perspectiva de la experiencia, surgió la siguiente alegoría del oasis

Nosotros si queremos ser traders exitosos tenemos un objetivo claro y definitivo, y este es sin duda la rentabilidad (exceptuando a algunos que lo hacen por pura adrenalina y diversión).

Supongamos que cambiamos la rentabilidad por un oasis. Vamos a imaginar ese rincón maravilloso en medio del más árido de los entornos; sin duda así puede llegar a ser la odisea de un trader.

Entonces, si queremos encontrar nuestro “Oasis”, para comenzar, tengamos solo unos pocos aspectos ha tener en cuenta de los muchos que plantea semejante tarea.

1º Saber cómo es un oasis y si realmente es lo que buscamos. Conocer de primera mano de qué estamos hablando, ya que es posible que tengamos una idealización de algo muy distinto de la realidad, incluso puede que desconozcamos otras posibilidades mejores. El trading engloba una materia muy diferente de lo que parece desde fuera, principalmente por ser distorsionada por algunas publicidades sin escrúpulos

2º Localización. Es imposible encontrar un oasis en medio de un desierto si no tenemos claro por dónde ir. Puede ser que el que estemos buscando esté rodeado de miles de dunas de arena. Hay que centrarse en un mercado, sistema, estrategia…, acertar no es tan fácil, los espejismos del trading pueden ser sucesivos e interminables.

3º Prepararnos para la búsqueda.

Para nosotros el agua es el capital. En ambos casos tienen que estar calculados con precisión, sino morimos de sed o agotados por el peso.

Atención, incluso como ejemplo, podemos comprar los mejores datos económicos en tiempo real, que junto a ocho monitores, creemos que es la opción adecuada, y nada de nada. Sin embargo, después de que el tiempo pasa y pasa, lo mejor resulta que es un camello y no un lujoso 4×4, ya que grandes montajes necesitan grandes capacidades de mantenimiento. En el trading cada cosa tiene su momento y si no te das cuenta estas tirando tu tiempo

4º Conocer cuándo es el mejor momento para actuar, los peligros y atajos, es toda una habilidad en sí misma. A nadie le interesa achicharrarse por el sol abrasador del exceso de volatilidad, ni morirse de frío por la falta de liquidez.

Así que ante todo tenemos que tener confianza en que nuestra elección va a ser la adecuada, solos o acompañados, quizá de las dos maneras se pueda lograr. De todas formas os invito a que reflexionemos sobre el tema, pensemos en nuestro “Oasis” y su camino.

P.D: En el trading como en el desierto; “Quién a buen árbol se arrima buena sombra le cobija “.

 

 

[arriba]
4 Responses to Oasis soñado, realidad lograda: Ser rentable y no morir en el intento
  1. ¡Hola Alicia !,
    ¿Que te podré decir?
    Pues formidable tu artículo, enriquecedor y aún más que nada orientador.
    Gracias una vez más.
    Saludos cordiales.
    Ruben

  2. Lo del camello o el 4X4 que buena reflexión.

  3. Hola Alicia, muy bueno el artículo.
    Saludos.
    Ricard.

Log in to post a comment.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies